Serra de Tramuntana

Declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en la categoría de Paisaje Cultural, es un rincón donde encontrar parajes únicos en el mundo, esenciales para comprender la isla. La actividad vitivinícola en esta zona posiblemente se inició con el asentamiento romano hacia el siglo XV o XVI.

El Migjorn

Sur de la isla donde enamorarnos de su zona costera con las playas y calas más exclusivas de arena blanca y aguas turquesas.

La Serra de Llevant

Paraje natural donde encontramos cultivos extensivos de olivo, almendro, higuera y algarrobo. Una zona donde las viñas crecen prácticamente a nivel del mar en un paisaje mediterráneo, con la benefactora influencia de las brisas marinas.

El Pla

Una de las zonas de mayor tradición vitícola, ya desde la época romana. En ella podemos encontrar bodegas y cellers con sus objetos antiguos relacionados con la vida en el campo o con la elaboración del vino.

El Raiguer

Zona de preciosas viñas y bucólicos lugares. Descubre sus claustros ocultos, casas señoriales, molinos antiguos árabes y pueblos fuera de los caminos con sus posadas tradicionales en antiguas bodegas de varios siglos, algunas convertidas en restaurantes.

Palma

La capital de la isla destaca por su arquitectura y fusión de culturas, la gran catedral del gótico del siglo XIII, la fortaleza de estilo árabe convertida en residencia real y el castillo de origen medieval.